Los hemisferios y el sexo

       “Aunque la función desempeñada por cada hemisferio cerebral se descubre tanto en los hombres como en las mujeres, hay diferencias básicas entre ellos. Los hemisferios cerebrales del hombre están más separados porque la información se da dentro de cada uno de ellos, mientras en la mujer están unidos porque la comunicación se establece entre ellos. Por esta razón, la mujer complementa al hombre y permite formar la unidad del pensamiento con los sentimientos. Así como el cerebro de los hombres está más lateralizado que el de las mujeres, existe una estrecha afinidad entre la inclinación sexual y las funciones cerebrales. La orientación sexual existe a lo largo del continuo que va desde la heterosexualidad hasta la homosexualidad exclusiva, e incluye formas diversas de bisexualidad. La condición heterosexual extrema se basa en el principio de separación inconsciente de los aspectos femeninos y masculinos dentro de la psique humana. A nivel biológico, las mujeres y los hombres heterosexuales se aparean para ramificar sus características hereditarias indefinidamente, configurando complejos árboles genealógicos que siguen una estructura con patrones autosimilares. Por esta misma razón se podría decir que cada individuo es un fractal de su familia, pero a su vez la familia forma parte de un sistema mayor de organización, como las sociedades, los países, etc. Si bien en principio puede ser discutible, parece lógico pensar que esta fragmentación es más específica del orden explicado de la naturaleza, pues comporta un régimen dual en donde lo masculino y la heterosexualidad predominan. De hecho, la mujer establece un nexo biológico y afectivo con su bebé desde el útero materno. Esta fusión es primordial para activar características del cerebro emocional de ambos, como la empatía, el amor y la colaboración, a través del cual se transmite la información entre madre e hijo a nivel implícito. Es a partir de la adolescencia cuando ese vínculo materno filial cambia, surgiendo la separación como individuo.
       Frente a la naturaleza binaria de la heterosexualidad se sitúa la naturaleza propia de la homosexualidad, unión gradual de lo masculino y lo femenino en lo psíquico. Biológica y anatómicamente la homosexualidad contradice las leyes explícitas de la naturaleza. No obstante, debido a la graduación intrínseca de ambas características, los homosexuales tienen una tendencia más acusada hacia la sensibilidad, la intuición y la creación con intereses estéticos y culturales, un componente que comparte la androginia psicológica de la personalidad creativa, que tiene que ver con la ausencia de represión de los rasgos masculinos o femeninos de la psique. En ese contexto, los individuos creativos son capaces de mostrar tendencias que parecen contrarias en sus pensamientos y en sus actuaciones, porque la idea de androginia psicológica representa el flujo entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro. Esta experiencia de flujo ayuda a integrar en el creativo esas tendencias opuestas para proyectarlas en forma de actividades creadoras [...].
      
       Las inclinaciones heterosexuales y homosexuales descansan sobre los principios complementarios de separación y unión que conforman las leyes naturales. Ello podría ser debido a las diferencias del uso diferencial de los hemisferios cerebrales entre personas homosexuales y heterosexuales. Algunas investigaciones indican que los hombres heterosexuales y mujeres lesbianas emplean más el hemisferio izquierdo del cerebro, asociado con procesos lógicos como las matemáticas y el razonamiento; mientras que las mujeres heterosexuales y hombres gays usan más el hemisferio derecho del cerebro, el cual se identifica con las emociones y la creatividad. Sin embargo, esta idea categórica es algo muy simplista, porque realmente la orientación sexual toma muchas formas distintas y no es absoluta”
.

Fragmento extractado de Los sistemas complejos y su evolución. Si le interesa adquirir el libro tiene que pinchar aquí. Los contenidos de este blog están inscritos en el Registro General de la Propiedad Intelectual (Núm. solicitud: MU/563/2015). No se permite la reproducción de los mismos sin el permiso previo del autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>