Los efectos sinestésicos del conocimiento

“[...] Las estructuras mentales de tipo sociocultural han marcado las actitudes y creencias sobre las ideas o los conceptos de cada momento histórico, aspecto que ha inferido en los modos de ver y pensar la realidad. Estas creencias funcionan como estímulos nerviosos que influyen sobre el ser humano, pudiendo su interpretación producir sensaciones psíquicas de orden subconsciente de gran importancia, hasta el punto de modificar nuestras conexiones neuronales e influir sobre nuestra conducta. La razón principal de ello estriba en que la síntesis de proteínas a nivel de las moléculas del ADN neuronal sigue unas reglas gramaticales similares a todos los lenguajes, especialmente el ADN denominado no-codificante o “basura”, lo que permite establecer un intercambio de información con su estructura. Como las creencias son patrones de pensamiento que colapsan las ondas de probabilidad cuántica en un espacio y tiempo real, estas tienen un efecto incuestionable en nuestra biología. De hecho, las creencias fragmentadas son una de las mayores barreras que impiden la interacción gen-entorno o epigenética, porque escinde la realidad en dos categorías irreconciliables. Y si realmente todo está interconectado a nivel implícito, la peor consecuencia de la fragmentación del conocimiento es impedir la apertura a los mecanismos epigenéticos que ponen en marcha la creatividad. Este hecho nos hace ser víctimas de un destino determinista. No obstante, el hombre puede ser cocreador de su realidad cuando se libera del pensamiento racional y entra en la unidad originaria del campo.

       La sensación de disgregación e integración del lenguaje de la conciencia cultural proviene de las reacciones psicológicas que el cerebro realiza ante las diferentes vibraciones que conlleva la interpretación de los mensajes recibidos. Se trata de un efecto sinestésico, donde la mente del sujeto interpreta de manera diferente dominios conceptuales opuestos. Básicamente, en los conocimientos disgregados no hay casi modulaciones lógico-formales intermedias, por lo que el paso de un extremo a otro acentúa la polaridad. El hecho de que los conceptos estén en favor de unos términos antes que de otros, hace que la lectura sea muy conflictiva y tenga un mayor efecto de separación en las longitudes de ondas del cerebro. En esta ruptura, las ideas más racionales se imponen sobre las menos, las cuales, al no tener cabida dentro de la continuidad espacial y la sucesión temporal, permanecen en el subconsciente hasta adquirir una nueva configuración lógica. Por otra parte, el conocimiento integrado se produce cuando se favorecen las características de semejanza entre las partes de la totalidad, es decir, cuando cada una de las ideas tiene una parte en común con las demás. Al expandirse sin estridencias hacia una gran cantidad de campos especializados, generan sensaciones de complementariedad y equilibrio, fomentando la coherencia hemisférica sobre el lector implicado.
       Como consecuencia del efecto psicológico que producen las asociaciones de ideas en el cerebro, se deberían estudiar sus relaciones como instrumento de utilidad. En los lugares donde se requiere una intensa actividad del hemisferio izquierdo sería preferible el contraste entre las ideas. En tanto que en los lugares destinados a la función del derecho, convendría la armonía de los planteamientos contrarios con el propósito de incentivar nuevas síntesis. En lo que toca a la educación, los contenidos de las diferentes disciplinas se deberían impartir por separado, de un lado, por medio del diálogo inter-multi-transdisciplinario, de otro. Esta sería la forma más accesible de sincronizar el cerebro y facilitar la coherencia hemisférica para un buen rendimiento escolar”
.

Fragmento extractado de Los sistemas complejos y su evolución. Si le interesa adquirir el libro tiene que pinchar aquí. Los contenidos de este blog están inscritos en el Registro General de la Propiedad Intelectual (Núm. solicitud: MU/563/2015). No se permite la reproducción de los mismos sin el permiso previo del autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>