El método holofráctico

       “Los sistemas complejos siguen pautas holofractográficas, y si los fenómenos y estructuras naturales siguen semejante configuración, es menester que la organización de las proposiciones deba mantener el mismo sistema lógico como expresión de las leyes universales de armonía y simetría de la naturaleza. De este truismo se derivan consecuencias importantes, tales como la necesidad de adoptar métodos dialécticos que tengan presentes estas características. Ciertamente, cuando los datos empíricos del mundo natural se sintetizan y exponen a través del razonamiento discursivo, nos encontramos con una red de nodos conceptuales en la que los términos intermediarios constituyen los enlaces que conectan los aspectos de unidad y variedad en sus múltiples niveles, hasta formar un todo coherente. Dicha estructura nodal se organiza de manera inferencial, y, de forma inesperada, enlaza con los fundamentos contemporáneos procedentes de la teoría fractal y holográfica del universo. Ahora bien, si el lenguaje se puede organizar bajo una estructura fractal semejante a la que posee la realidad, entonces puede que haya una correspondencia isomórfica entre el lenguaje y la realidad, tal que el orden y la conexión de las ideas coincida con el orden y la conexión de las cosas (concepción a la vez lógica y ontológica). Este hecho conectivo no solo rompe nuevamente los límites categóricos impuestos por la modernidad, sino también supera la dialéctica formulada por Hegel, situando el espíritu y la materia, la cultura y la naturaleza, en una unidad suprema en donde los fenómenos psíquicos se aplican a las cosas naturales, de tal forma que el equilibrio del todo en relación a las partes es un proceso analógico de los ámbitos mentales y los reales.

       El seguimiento del mundo de las ideas determina un método para abordar las diversas ciencias, en la medida en que forma una unidad con sentido que participa de los mismos principios de proporción, armonía y simetría del mundo natural: el método holofráctico. Las rivalidades existente entre todas las disciplinas científicas son en realidad aparentes, ya que se desvanecen cuando somos conscientes de que son modos contrapuestos de ver y de pensar el mundo, viejos paradigmas desbancados por otros nuevos que se originan a partir de las posiciones reduccionistas y holísticas. El reduccionismo es insuficiente para explicar la realidad en su totalidad, y dilucidar problemas como la evolución emergente y las relaciones duales. Y el holismo fracasa a la hora de comprobar la realidad manifiesta, puesto que piensa que es una mera ilusión creada por nuestra mente. En cambio, puede alcanzarse una concepción más orgánica cuando se explican las contrariedades y emergencias desde una posición sistémica. El método holofráctico, configurado de acuerdo con los patrones totales y fragmentarios de la naturaleza, intenta elaborar un sistema conciliando el paradigma holístico y el pensamiento reduccionista de la ciencia mediante un método deductivo con base inductiva, por cuanto los datos racionales resultan concordantes con los empíricos, especialmente en lo que respecta a la física, la cosmología, la biología, la psicofisiología, la psicología, la neurociencia, los estudios metafísicos, filosóficos, históricos, sociales, culturales, pedagógicos, etc. Su finalidad es elaborar un modelo teórico que integre diversos conceptos opuestos y sea aplicable en todas las disciplinas de estudio. Un proceso de unificación de la naturaleza y la cultura que opera con una variedad de niveles lingüísticos, y que integra un sistema de valores de validez universal dentro de ella como resultado de un esfuerzo sistemático de pensamiento. Una acción anagógica a través de un nuevo aparato conceptual que permite elevar la mente hacia un grado superior de orden, de acuerdo con un esquema dialéctico tripartito, que busca ajustar el desarrollo tanto de las ideas como de la realidad”.

Fragmento extractado de Los sistemas complejos y su evolución. Si le interesa adquirir el libro tiene que pinchar aquí. Los contenidos de este blog están inscritos en el Registro General de la Propiedad Intelectual (Núm. solicitud: MU/563/2015). No se permite la reproducción de los mismos sin el permiso previo del autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>